• Feb 16, 16
  • mariadosel
  • 0 Comentarios

May es muy especial, compartimos muchas emociones y muy especialmente las referentes a los sobrinos. Ella tiene la suerte de haber llegado a sobrino nietos y quiere que cada regalo sea para ellos un cálido abrazo, por eso elige de modo reincidente las mantitas de bebé. Hoy ha recogido la de Manuel al que va a visitar este fin de semana y a encargar un vestido para Clarita. Esta vez nos habíamos anticipado, el vestido de lino arrugado con los bordaditos a mano ya está acabado y May nos regala una enorme sonrisa y un abrazo agradecido...
Te queremos!