• Jun 19, 20
  • mariadosel
  • 0 Comentarios

A la vuelta del confinamiento lo más tierno de nuestro trabajo está aplicado a las piezas e ropa para bebé. La madre de Julieta estaba deseosa de poder comprarle ropita personalizada y así semana a semana fué completando una preciosa canastilla.
Ayer nos envió esta foto de Julieta que nos enamoró, con uno de los vestiditos que hicimos para ella.... la comeríamos a besos, tanto es así que tardé un ratito en ver el vesto que llevaba puesto, y es que ningún vestido puede igualar la mirada y sonrisa de Julieta.... Solo deseo que nos sigan visitando para verla crecer y darle un montón de besos... cuando se pueda... claro!
Gracias, gracias, gracias... Vanesa, no sabes lo mucho que me has animado este último mes...
Enhorabuena por esa preciosa familia que has formado!